miércoles, enero 05, 2005

Laberinto

Normalmente uno imagina un recinto de altas paredes con estrechos pasillos que llevan por múltiples recovecos y caminos truncados, que normalmente lleva a una aliviadora salida.

El laberinto más complicado es el que no parece serlo, aquel que permite 'libertad' de movimiento hacia cualquier dirección. Una llanura o un bosque pueden llegar a ser el lugar perfecto para nunca encontrar una salida.

Otro laberinto difícil de resolver es el que no da pista alguna de su objetivo. Uno no sabe si existe una o varias salidas, o quizás, peor, no hay ninguna.


Escapada Sensual

Me comen las ganas
de tocar suave piel
oler exótico perfume

Ansía tanto mi sentir
acercarse a labios húmedos
oir un corazón gritando.

Hundir mi mirada en sus ojos
recorrer su sinuosa figura
dunas doradas por sol aterciopelado.

Detener el reloj de momentos perdidos
rescatar la princesa de su captor
huyendo, luego, lejos de allí

perdiéndose de a dos
en el infinito